© Copyright: Imágenes: Jouko Lehmuskallio.
All rights reserved.

Epilobium anagallidifolium

 

  • Familia: Familia de la adelfilla – Onagraceae
  • Forma de crecimiento: Hierba perenne. Con estolones superficiales; los estolones tienen hojas.
  • Altura: 5-20 cm (2–8 pulg.). Tallo no ramificado, ascendente, glabro en la base, parte superior veteado-piloso, inicialmente colgante, se vuelve erecto cuando las semillas maduran.
  • Flor: Corola regular (actinomorfa) de color rosa púrpura, de 4-6 mm (1,6–2,42 pulg.) de largo; 4 pétalos, con puntas recortadas. Cuatro sépalos. Ocho estambres. Pistilo formado de dos carpelos unidos, estigma similar a una maza; ovarios debajo de los tépalos, casi glabros a escasamente pilosos con pelos glandulares, base también pilosa. Inflorescencia en forma de racimo bastante laxo, 1-3 flores.
  • Hojas: Opuestas (alternas en la inflorescencia) de pecíolo corto. Limbo casi elíptico, de punta roma, con escasos dientes superficiales casi con bordes enteros, glabro, de color verde oscuro, a menudo rojizo.
  • Fruto: Cápsula tubular larga de 2-4 cm (0,8–1,6 pulg.) de largo, con 4 compartimientos.
  • Hábitat: Zonas de cinturones de nieve en montes, hondonadas, lugares rocosos húmedos, manantiales, riberas de ríos y arroyos, bosques de árboles de hoja ancha, terraplenes de vías férreas al lado de caminos.
  • Período de floración: julio-agosto.

E. angallidifolium se diferencia claramente de otras especies de adelfillas, incluso de sus cinco parientes que crecen en Finlandia. Es una de las adelfillas más pequeñas, con un tallo que solo alcanza la altura promedio de un dedo meñique y solamente una o dos flores. Las flores con frecuencia cuelgan cerca de la tierra en la base del tallo, y su amplia corola solo se abre a la luz del sol. E. angallidifolium no se resigna con humildad: es susceptible a las condiciones duras de la tundra, así que hace que sus flores sean accesibles a los polinizadores que vuelan cerca de la tierra. A medida que las semillas maduran las cápsulas se vuelven erguidas y rígidas, lo mejor para atrapar al viento.

E. angallidifolium es una real planta de monte, que crece abundantemente en el cinturón de la tundra. Esta especie crece incluso muy tarde debajo de la nieve como donde se revela, junto con la hepática, solamente en veranos excepcionalmente buenos. Aunque la vegetación de la tundra es en conjunto escasa y exigua, esta especie menudo pasa desapercibida entre una alfombra de musgo oscuro. Puede cubrir la cuesta de montes kilómetros, casi sin brechas, pero se trata de herbajes bastante raros. En el cinturón forestal la especie es, por otra parte, muy rara, y está limitada a bordes de arroyos y rincones rocosos húmedos. Lo más al sur que crece es en los montes Pallas y en Koillismaa en los montes Värriö y Tuntsa.

No siempre es fácil diferenciar a la achaparrada E. hornemannii de E. angallidifolium. Los estolones subterráneos superficiales, de hojas relativamente grandes de E. angallidifolium son un buen indicador. Sin embargo, algunas veces la definición de las plantas jóvenes requiere una investigación de la parte basal de la flor para ver los pelos del ovario tubular: el ovario de E. angallidifolium aparece en cantidades variables con pelos curvados y glandulares, mientras que el de E. hornemannii solo aparece con pelos glandulares.

Otras especies del mismo género
Otras especies de la misma familia

Follow us!



Identificar especies

Sivun alkuun / Top of the page