Lupinus nootkaensis Lupinus nootkaensis Lupinus nootkaensis

Imágenes: ©Jouko Lehmuskallio

Lupino

Lupinus polyphyllus

  • También se llama: Altramuz
  • Familia: Familia del guisante – Fabaceae (Leguminosae)
  • Forma de crecimiento: Hierba perenne.
  • Altura: 60-100 cm (25–40 pulg.). Tallo generalmente no ramificado, algunas veces ramificado cuando envejece, con pelos suaves.
  • Flor: Corola irregular (zigomorfa), de color azul púrpura o algunas veces rosada, blanca o multicolor, de 12–14 mm (0,48-0,55 pulg.) de largo. Cinco pétalos; el erguido el “estándar”, los dos laterales las “alas”, los dos inferiores unidos para formar la “quilla”, la forma general de la corola es similar a una mariposa. Cáliz bilabiado, labio superior claramente más corto que el inferior. Diez estambres, filamentos con bases unidas. Un solo carpelo. Inflorescencia en forma de racimo largo, denso, al final del tallo.
  • Hojas: Alternas, de pecíolo largo, estipuladas. Limbo con 5 folíolos. Nueve a quince folíolos, cónicos, con bordes enteros.
  • Fruto: Vaina de 2,5–4 cm (1–1,6 pulg.) de largo, escasamente pilosa, de color marrón, con 5 a 9 semillas.
  • Hábitat: Jardines, bordes de caminos, terraplenes de vías férreas, terrenos baldíos. También es ornamental.
  • Período de floración: junio-agosto.

El lupino ha comenzado a convertirse en una parte tan integral del verano a lo largo de bordes de caminos que ya casi no se considera más una especie foránea. Sin embargo, es originaria de las montañas del oeste de Norteamérica, y llegó a Finlandia como especie ornamental en el siglo XIX. Mucha gente preferiría que nunca hubiera llegado: el lupino se ha propagado a lo largo de terraplenes de carreteras y sobre tierra en barbecho a tal punto que ya casi cubre todo el país. Como planta grande le hace sombra a una cantidad de nuestras especies autóctonas pequeñas, forma anillos alrededor de otras plantas que a menudo la acompañan cuando hay que resistir períodos secos, y sus nódulos radiculares fijan nitrógeno en la tierra para satisfacer sus propias exigencias. Su excesiva propagación ya representa una amenaza para las especies pequeñas autóctonas de Finlandia. Cuando el campo de flores, naturalmente variado, se convierte en un mar de lupinos de color azul violáceo, uno comienza a cansarse de la atractiva inflorescencia cónica de la planta. Los lupinos inicialmente presentan una variedad de colores, pero con el transcurso del tiempo se vuelven azules. Esta uniformidad de color es de naturaleza genética: los genes para el color azul son dominantes.

El lupino llegó a Finlandia para quedarse, pero se podría retrasar su marcha victoriosa. Las plantas individuales se pueden sacar de raíz y los herbajes grandes se pueden tronchar. Cortar la inflorescencia antes de que la semilla madure puede limitar su propagación a nuevas áreas. Las semillas de lupino permanecen viables durante docenas de años, incluso siglos, de modo que se necesitará perseverancia para eliminar los herbajes establecidos.

Otras especies del mismo género
Otras especies de la misma familia
Download NatureGate app for iPhone! Download NatureGate app for Android!

Identificar especies

Sivun alkuun / Top of the page